54. Jahrgang Nr. 1 / Januar 2024
Datenschutzerklärung | Zum Archiv | Suche




Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2023
Zeige mir, Herr, deine Wege, lehre mich deine Pfade!“ (Psalm 5,4)


Ausgabe Nr. 11 Monat Dezember 2004
Neues aus der Konzilskirche


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2004
Franz Nomista: Stellungnahme zur Frage: Welches ist die zentrale Häresie der sog. 'Konzils-Kirche?


Ausgabe Nr. 6 Monat Juli 2004
Craig Heimbichner: Die talmudistische Note - Die wahre Geschichte der Ersetzung des Offertoriums


Ausgabe Nr. 6 Monat Juli 2004
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2005
Zum Tode von Johannes Paul II.


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2005
Die Krise der Kirche ist hausgemacht


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Habemus Papam?


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Anhang: Ratzingers Stellungnahme zu verschiedenen Themen


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Die Krise des Glaubens und der Verfall der röm.-kath. Kirche


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Eine kritische Analyse von Ratzingers Dominus Jesus


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Gloria olivae - Joseph Ratzinger - Benedikt XVI.


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
'Exkommunikation' von S.E. Erzbischof Ngô-dinh-Thuc durch 'Kardinal' Ratzinger


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NAHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
MITTEILUNGEN DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 9 Monat November 2004
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2004
L’ERREUR FONDAMENTALE DE VATICAN II


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2004
Remarques connexe


Ausgabe Nr. 8 Monat Oktober 2004
¿Cual es la herejsi­a central de asi ­ llamada


Ausgabe Nr. 10 Monat Dezember 2004
EL ERROR PRINCIPAL DEL VATICANO II


Ausgabe Nr. 10 Monat Dezember 2004
Remarques connexe


Ausgabe Nr. 5 Monat August 2005
Rundschreiben Mediator Dei et hominum, Vorwort/Gliederung


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Zur aktuellen Situation


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
NACHRICHTEN ZUM AKTUELLEN GESCHEHEN...


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Zur theologischen Position von Kardinal Ratzinger


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Das Konzil und der viel zitierte Heilige Geist - mit Blick auf Parallelen im Mittelalter


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Das II. Vatikanische Konzil und die theologische Sprachverwirrung


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Ein terminologisches Dilemma


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 7 Monat Dezember 2005
Zur Theologie und Philosophie Joseph Ratzingers


Ausgabe Nr. 7 Monat Dezember 2005
Clemens August Kardinal Graf von Galen


Ausgabe Nr. 7 Monat Dezember 2005
Unfreundliche Betrachtungen


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
HABEMUS PAPAM?


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
Sobre la situación actual de la Iglesia


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
A propos de la situation actuelle de l’Eglise


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
A commentary on the present situation of the Church


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2006
Am Scheideweg


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2006
Brief an die Redaktion


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2003
Häresie der Formlosigkeit. Die römische Liturgie und ihr Feind


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2003
Über das Papsttum der Römischen Bischöfe


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2003
Über das Papsttum der Römischen Bischöfe


Ausgabe Nr. 6 Monat Juli 2003
Zur derzeitigen Situation der Kirche


Ausgabe Nr. 7 Monat September 2003
Der Hauptirrtum des II. Vatikanums: extra Ecclesiam salus est


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
Sobre la situación actual de la Iglesia (esp.)


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
A propos de la situation actuelle de l’Eglise (fr.)


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
A commentary on the present situation of the Church (engl.)


Ausgabe Nr. 1 Monat März 2002
Zitate


Ausgabe Nr. 1 Monat März 2002
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 5 Monat September 2002
Die göttliche Wahrheit erkennen


Ausgabe Nr. 6 Monat November 2002
Über das Papsttum der Römischen Bischöfe


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
Dominus Jesus


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
ESSERE CRISTIANI SENZA CHIESA ?


Ausgabe Nr. 1 Monat April 2001
Unerwartete


Ausgabe Nr. 1 Monat April 2001
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 1 Monat April 2001
MITTEILUNGEN DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2001
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2001
DIE SCHÖPFUNG - EIN GÖTTLICHER PLAN - Buchbesprechung


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2000
¿SER CRISTIANO SIN IGLESIA? - UNA PONENCIA-


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
Bewegung für die gegründet


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
Zur Veröffentlichung des 3. Geheimnisses von Fatima


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
ESSERE CRISTIANI SENZA CHIESA ?


Ausgabe Nr. 7 Monat März 2001
Dominus Iesus


Ausgabe Nr. 7 Monat März 2001
Lettera a cristiani preoccupati (ital)


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1999
OFFENER BRIEF AN DIE PFARREI HARTKIRCHEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1999
CHRIST SEIN OHNE KIRCHE?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1999
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1999
Brief an besorgte Christen


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1999
Warum die Einsicht Ecône unterstützt


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1999
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 2000
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1998
ÖKUMENE - QUO VADIS?


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1998
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1999
Brief an besorgte Christen


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2006
In der Diaspora


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2006
Die Rechtfertigung - Stellungnahme


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2006
Der Protestantismus und seine ökumenische Aufwertung


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2006
Leserbriefe zu dem Artikel


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1997
ÖKUMENE ?


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1997
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1998
Gott, von dem ich nicht einmal weiß, ob er überhaupt existiert


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1998
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1993
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 5 Monat Februar 1994
WAS BEDEUTET DIE UNZERSTÖRBARKEIT DER KATHOLISCHEN KIRCHE?


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1996
EIN SOLCHER RELIGIONSUNTERRICHT VERDIENT NICHT SEINEN NAMEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1996
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1996
CLOQUELL ZUM BISCHOF KONSEKRIERT ?


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1996
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1997
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1995
Nachruf auf Herrn Dr. Carlos Disandro


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 1995
NUR NOCH AUSLAUFMODELL?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1994
DER WEIHERITUS PAULS VI. IST UNGÜLTIG...


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1994
Gegen den atheistischen Übermenschen


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1994
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 5 Monat März 1995
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1992
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1992
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1992
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 4 Monat Mai 2006
Brief an die treuen Bewahrer des kath. Glaubens


Ausgabe Nr. 4 Monat Mai 2006
Ratzinger/Benedikt XVI. im Visier


Ausgabe Nr. 4 Monat Mai 2006
Leserbriefe zu dem Beitrag Am Scheideweg


Ausgabe Nr. 4 Monat Mai 2006
Mitteilungen der Redaktion


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1991
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1991
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 5 Monat Februar 1992
ANKUPPLUNG POSTHUM?


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1990
DAS RÄTSEL UM MGR. M. LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1989
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1990
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Januar 1989
DIE KRISE DES GLAUBENS UND DER VERFALL DER RÖM.-KATH. KIRCHE


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
DIE KRISE DES GLAUBENS (Fortsetzung


Ausgabe Nr. 6 Monat Januar 1989
DIE KRISE DES GLAUBENS (Fortsetzung


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1988
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1988
S C H I S M A ?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1988
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1988
MITTEILUNGEN DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 8 Monat März 1989
ERKLÄRUNG NICHT WIDERRUFEN


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai/Juni 1987
DAS DRITTE GEHEIMNIS VON FATIMA


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai/Juni 1987
TRADITION - WIRKLICHKEIT, PHANTASIE ODER BETRUG?


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1987
NACHRICHT, NACHRICHT, NACHRICHT...


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1987
ECONE UND ROM


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1987
ÜBERLEGUNGEN ZUM VATIKAN-DOKUMENT ÜBER BIO-ETHIK


Ausgabe Nr. 6 Monat März 1988
NEW AGE


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1986
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1986
EINE DOGMATISCHE ANALYSE ... u.a. AUFSÄTZE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1986
THEOLOGISCHES AUS ECONE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1986
INKONSEQUENZEN, INKONSEQUENZEN... BRIEEFWECHSEL


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1986
LEX CREDENDI, LEX ORANDI... - ODER NICHT ?


Ausgabe Nr. 5 Monat Januar 1987
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1985
DER LETZTE BETRUG ROMS


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1985
MITTEILUNGEN DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1985
EINE REFORM DER KONZILIAREN REFORMEN


Ausgabe Nr. 3 Monat Juli 1985
OFFENER BRIEF


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1985
BRIEF VON HERRN PROF. DR. D. WENDLAND AN DIE REDAKTION


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar/März 1986
EINE REFORM DER REFORMEN ?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juli 2006
Unsere 'zahlreichen Mitstreiter' oder: der tiefe Graben


Ausgabe Nr. 5 Monat Juli 2006
Fastenpredigt 2006


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1984
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2013
Die Irrtümer des II. Vatikanums und ihre Überwindung


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1984
NACHLESE ZUM SOG. NEUEN 'KIRCHENRECHT'


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1984
LESERBRIEF: ZUR UNRECHTMÄSSIGKEIT DER WAHL VON MGR. K. WOJTYLA


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1984
ZUR SOG. 'WIEDERZULASSUNG' DER (TRIDENTINISCHEN) MESSE


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1985
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2006
5. Brief an die treuen Bewahrer des katholischen Glaubens


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2006
Diaspora


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2006
Wenn die Kirche nicht göttlich wäre...


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1983
DIE ANGRIFFE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1983
Die Wojtylanische Diktatur


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1983
Bekanntmachung der Kongregation für die Glaubenslehre


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1983
ERZBISCHOF NGO DINH THUC 'EXKOMMUNIZIERT'


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1983
Die Wojtylanische Diktatur


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1983
MODERNE 'KIRCHEN'GESCHICHTE - EIN RÜCKBLICK


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1983
Die Wojtylanische Diktatur


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1983
HELDEN MIT AUSZEICHNUNG UNERWÜNSCHT


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1984
MARGINALIEN ZUM LUTHER-JAHR


Ausgabe Nr. 2 Monat August 1982
NACHRICHTEN... NACHRICHTEN... NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 1982
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 5 Monat Februar 1983
WIE ECONE DIE KIRCHE ERNEUERT - EIN OFFENBARUNGSEID


Ausgabe Nr. 6 Monat März 1983
ERSTES SELBSTÄNDIGES DENKEN ODER HEUCHELEI ?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1981
SIND DIE NEUEN WEIHERITEN NACH VATIKANUM II GÜLTIG?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1981
ÜBER H.H. RATZINGER, DER BEANSPRUCHT, BISCHOF VON MÜNCHEN ZU SEIN


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1981
MODERNISMUS UND REFORMKATHOLIZISMUS


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1982
LEFEBVRE AM ZIEL SEINER WÜNSCHE ?


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1982
KLERIKALES SCHEINGEFECHT


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1982
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1980
EINSICHT!


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1980
ANTWORT VON H.H. PFARRER HANS MILCH


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1980
REPONSE DE HR L'ABBE HANS MILCH AUX QUESTIONS


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1980
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1980
OFFENER BRIEF EINES GLÄUBIGEN PROTESTANTEN


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1981
DIE NEUE PRIESTERWEIHE IST KEIN KATHOLISCHER RITUS MEHR


Ausgabe Nr. 7 Monat Dezember 2006
Und ihr werdet sein wie Gott


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1979
MIT DER ZEIT ÜBERNEHMEN WIR, ECONE, ALLE MESSZENTREN!


Ausgabe Nr. 1 Monat Juni 1978
WIE LANGE WILL DR. KLAUS GAMBER UNS NOCH TÄUSCHEN?


Ausgabe Nr. 1 Monat Juni 1978
VOX FIDE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1978
DESWEGEN SIND WIR PROTESTANTEN GEWORDEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1978
MITTEILUNGEN DER REDAKTION/LESERBRIEFE


Ausgabe Nr. 3 Monat Oktober 1978
DE MORTUIS NISI BENE ? ZU MONTINIS TOD


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1978
HÜTET EUCH VOR DEN FALSCHEN PROPHETEN !


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1978
DIE KIRCHE ALS DIE WAHRE INSTITUTION DES HEILS


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1978
JOHANNES PAUL II.


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1978
SIE LÜGEN, PATER WERENFRIED


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1979
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1979
DIE FOLGENSCHWERE KRISE DER KIRCHE


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1979
SEKTE MIT IMPRIMATUR


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1977
DER 'VON NIEMANDEM DIRIGIERTE' KONZILSBERATER JOSEF RATZINGER


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1977
DIE SITUATION DER KIRCHE IN EINER UNBEKANNTEN VISION DER ANNA KATHARINA EMMERICK


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1977
MITTEILUNGEN DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1977
SACRIFICIUM INTELLECTUS


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1978
KIRCHENZERSTÖRER - EINST UND HEUTE


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1978
GEGENWART DER KIRCHE IN DER WELT


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1978
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1978
NIE ETWAS NEUES: DER 'ÜBERHOLTE MODERNISMUS'


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2007
Übermächtiges Schweigen


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2007
Hohlheit bis zum Unsinn ?


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2007
Betrachtungen über die erste Enzyklika Benedikts XVI.


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
EN LA ENCRUCIJADA


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
À la croisée des chemins


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
At the crossroads


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
Y seréis como Dios (Gn. 3, 5)


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
And thou wilt be like God (Gen. 3,5)


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1977
FAULE FRÜCHTE


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2007
Die Prophezeihungen des Herrn von Cazotte


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2007
Mitteilungen der Reaktion


Ausgabe Nr. 56 Monat August/Sept. 1974
TU ES PETRUS


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1974
CORNELIUS UND CYPRIAN


Ausgabe Nr. 12 Monat März 1975
DIE EHEZWECKE


Ausgabe Nr. 3 Monat Mai 2007
Ratzinger und die heidnischen Sexual-Götter


Ausgabe Nr. 3 Monat Mai 2007
Ratzinger und die heidnischen Sexual-Götter, Forts.


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1973
DER ANTIMODERNISTENEID


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Carta a Su Eminencia el obispo XXX


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Letter to His Excellency xxxx


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Et vous serez comme Dieu


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Brief an einen Bischof...


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
... und eine bittere Bilanz


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Das freimaurerische Prinzip


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Rückkehr zur überlieferten Liturgie?


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Leserbrief zu: Drei heilige Bücher


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Die Falle der Motu-Proprio-Messe


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2007
Über die Menschwerdung Christi


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2007
Der große Glaubensabfall am Ende der Zeiten...


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2007
Wo zwei oder drei in Meinem Namen versammelt sind


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2007
Das Motu Proprio – nüchtern betrachtet


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2007
Mitteilungen der Redaktion


Ausgabe Nr. 14 Monat February 1984
NOUVELLE POLITIQUE D'AUTONOMIE OU HYPOCRISIE?


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
THE SO-CALLED 'EXCOMMUNICATION' OF H.E. ARCHBISHOP NGÔ-DINH-THUC


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
Letter of Bishop Louis Vezelis, O.F.M. D.D.


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
REPONSE DE M. L'ABBÉ MILCH A LA LETTRE OUVERTE DU M. HELLER


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktober 1983
FIRST SIGN OF INDEPENDENT THINKING OR HYPOCRISY?


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1983
AGAINST THE 'PROPHECY' OF THE SO-CALLED 'ROMAN CATHOLIC'


Ausgabe Nr. 14 Monat Oktober 1981
REMARQUES CONNEXES


Ausgabe Nr. 12 Monat June 1980
Vox FIDEl: LA VOIX DE LA FOl OU L'ORGANE DES SOUHAITS


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
ANSWER OF REVEREND FATHER HANS MILCH


Ausgabe Nr. 1 Monat März 2008
Ich glaube an die heilige katholische Kirche, die Gemeinschaft der Heiligen.


Ausgabe Nr. 1 Monat März 2008
Die DITIB


Ausgabe Nr. 12 Monat März 2008
I believe in the holy Catholic Church, the communion of saints


Ausgabe Nr. 12 Monat März 2008
Apostasía y Confusión


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
ENSEIGNEMENT DE PIE XII POUR DÉFENDRE LES ÉCRITURES


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
The second Book of accusation for heresy against the author of the new Catechism from 1992


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2008
Ich leide keinen Mangel


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2008
Der schmerzliche 'Ehebruch' der 'Braut Christi'


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2008
Gegendarstellung


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2008
Nachrichten, Nachrichten, Nachrichten...


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2008
Die prinzipielle Offenbarung Gottes und die konkrete Offenbarung


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2008
Anmerkungen zur subsistit-in-Lehre


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2009
Anmerkungen zur Fastenzeit 2009


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2009
Mitteilungen der Redaktion


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2009
Die Holocaust-Latte liegt zu hoch!


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 2009
The Holocaust Bar is too High


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2009
Mitteilungen der Redaktion


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2009
Weihnachtsbrief 2009


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
Christmas Letter 2009


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2010
Ist die Religionsfreiheit ein Naturrecht?


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2010
In der 'Mitte' angekommen - Beliebigkeit als Prinzip


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2010
Verhandlungen mit Rom (Fortsetzung)


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2010
Verhandlungen mit Rom (Fortsetzung 2)


Ausgabe Nr. 11 Monat giugno 2010
Al crocevia


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2010
Im Eiltempo vom Abseits ins Aus


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2010
Kampf der 'political correctness'


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2011
A. 6. c. Die nach dem Kirchenrecht den ‚Neuerern’ zukommende Stellung.


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
E sarete come Dio (Gn. 3, 5)


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
A proposito della situazione attuale della Chiesa


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
Al crocevia


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
SOBRE LA REALIDAD Y LA EXITENCIA DEL PURGATORIO


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2011
Vom Sinn der Schöpfung


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2011
Die Grundhäresie Johannes Pauls II.


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2011
Benedikt XVI. - in den Klauen der verborgenen Hände


Ausgabe Nr. 3 Monat Sptember 2011
Gott ist die Liebe


Ausgabe Nr. 3 Monat Sptember 2011
Antwort auf einen Angriff gegen den Sedisvakantismus


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2011
Der Wiederaufbau der Kirche als Institution


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2011
Mitteilungen der Redaktion


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2012
Verwechslung mit Folgen


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2012
Offene Fragen an Abbé Schmidberger


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2012
Weder Vertrauen noch Eifer noch Methode


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2012
Anmerkungen zur kirchlichen Situation


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2012
Erneut auf dem Prüfstand


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2012
Das Ankupplungsmanöver


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2012
Gott wird Mensch - Weihnachten 2012


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2012
Hart, aber fair - ein Briefwechsel zur aktuellen kirchlichen Situation


Ausgabe Nr. 1 Monat März 2013
Null und nichtig – der Ritus der Bischofsweihe von 1968


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2013
Habemus Papam? Zur Wahl von Jorge Mario Bergoglio


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2013
Mitteilungen der Redaktion, Hinweise


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2013
Ist Jesus Christus der Sohn Gottes?


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2014
Wie Christus als Gottes Sohn erkannt werden kann - weiterführende Betrachtungen


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2014
Gott will, daß alle Menschen gerettet werden


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2014
Mitteilungen der Redaktion, Hinweise


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2014
Die Frage bleibt: Ist Jesus Christus der Sohn Gottes?


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2015
Noch einmal: Gehört der Islam zu Deutschland?


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2015
Die Irrtümer des II. Vatikanums und ihre Überwindung durch die Erkenntnis Christi als Sohn Gottes


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2015
Fortsetzung I: Wie Christus als Gottes Sohn erkannt werden kann - weiterführende Betrachtungen


Ausgabe Nr. 5 Monat November 2015
Du sollst nicht falsches Zeugnis geben wider deinen Nächsten - Internet - Segen oder Fluch?


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2016
Mitteilungen der Redaktion


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2017
Buchbesprechung:


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2017
Der Verrat am Christentum – Islam und Vatikanum II


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2018
Christus ward für uns zur Sünde.


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2019
Himmelfahrt Christus im Herzen


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2019
Ich rufe dich bei Deinem Namen: Mein bist Du


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2019
Mitstreiter gesucht – Brief an einen Konservativen


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2020
Papa contra Papam


Ausgabe Nr. 2 Monat März 2020
Quo vadis?


Ausgabe Nr. 3 Monat Mai 2020
Gedanken zu „Einsicht“, Sept. 2015, Dr. E. Heller


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
The Errors of Vatican II and their defeat through Recognizing Christ as Son of God


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
Is Jesus Christ the Son of God?


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
How Christ can be recognized as Son of God – further reflections


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
The Question remains: Is Jesus Christ the Son of God?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Los errores del Vaticano II y su superación gracias al conocimiento de Cristo como Hijo de Dios


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
¿Es Jesucristo el Hijo de Dios?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Cómo se puede conocer a Cristo como Hijo de Dios: nuevas consideraciones


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Queda por responder la pregunta «¿es Jesucristo el Hijo de Dios?»


Ausgabe Nr. 6 Monat Juni 2020
Jésus-Christ est-il le Fils de Dieu?


Ausgabe Nr. 6 Monat Juni 2020
Comment le Christ peut être reconnu comme le Fils de Dieu


Ausgabe Nr. 6 Monat Juni 2020
La question demeure: Jésus-Christ est-il le Fils de Dieu?


Ausgabe Nr. 6 Monat Juni 2020
Les erreurs de Vatican II


Ausgabe Nr. 7 Monat Juli 2020
Veni Creator Spiritus


Ausgabe Nr. 7 Monat Juli 2020
Buchbesprechung:


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2021
Vom Ende der Zeiten


Ausgabe Nr. 2 Monat März 2021
Buchbesprechung


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2023
Leserzuschrift von + Elija


Sobre la situación actual de la Iglesia (esp.)
 
Sobre la situación actual de la Iglesia

- Entrevista con Werner Olles -

Nota:

La siguiente entrevista está pensada para lectores de „Junge Freiheit“, un periódico semanal de ca-rácter político que, aparte de sus tareas específicamente políticas, se dedica también al esclarecimiento de los transfondos espirituales y religiosos, sólo desde los cuales se hace transparente la desastrosa situación en la que nos encontramos desde hace ya bastante tiempo. La redacción de „Junge Freiheit“ no tiene objeciones a una impresión previa de esta entrevista en nuestra revista. Las siguientes explicaciones se dirigen a todos aquellos que, en calidad de lectores, han llegado a nosotros sólo recientemente. Con el desarrollo de determinados problemas, espero facilitar el acceso a la posición eclesiástica que nosotros defendemos.

Eberhard Heller

* * *

Olles: ¿Cómo valora usted la situación de la Iglesia católica a comienzos del nuevo milenio?

Heller: Cuando usted habla de „Iglesia católica“, usted se refiere a aquel instituto religioso que, con las reformas del Vaticano II, se ha mutado en la llamada Iglesia Conciliar, que pese al nombre de „Iglesia católico-romana“ ya no es idéntica a la Iglesia católica preconciliar. Las reformas del Vaticano II y el desarrollo que les sigue en el espíritu de este Concilio, representan en muchos aspectos una ruptura con la tradición bimilenaria de la Iglesia, que de cara afuera sólo está emplastada con la conservación de su imagen de aparición, de determinadas doctrinas y de las estructuras jerárquico-jurídicas de la Iglesia anterior.
Esta mutación de la Iglesia de Jesucristo en „Iglesia conciliar“, la han causado la falsificación de los ritos sacramentales o su reinterpretación, la negación de dogmas, el engaño semántico, la relativización de las normas morales y la renuncia de la exigencia de absoluto de la Iglesia en tanto que portadora y custodiadora de las verdades de salvación divinas reveladas. Juan Pablo II ya sólo se considera dirigente de una de muchas comunidades religiosas igualmente legitimadas, junto con las cuales él adora a „Dios“, con lo que está negando implícitamente la Trinidad. ¡Un autor americano ha enumerado ya 101 herejías suyas!
Para probar estas afirmaciones, que seguramente suenan monstruosas, me permito citar dos documentos conciliares y el juicio de un testigo que, con toda seguridad, está libre de sospecha. En Nostra Aetate, Art. 3, se dice: „La Iglesia contempla también con mucho respeto a los musulmanes, que adoran al Dios único, el viviente y que es en sí mismo, misericordioso y omnipotente, el creador del cielo y de la tierra, que ha hablado a los hombres.“ Esta posición se precisa en Lumen gentium, cap. 16: „Pero la voluntad de salvación abarca también a aquellos que reconocen al creador, entre ellos, especialmente, los musulmanes, que confiesan la fe de Abraham, y que, junto con nosotros, adoran al Dios uno.“ Esta renuncia al carácter de absoluto de la Iglesia, la aclaró Pablo VI, cuando en 1970 explicó: „En el conflicto [es decir, el conflicto con Oriente próximo] toman parte tres religiones que reconocen todas ellas al Dios verdadero: el pueblo de los judíos, el pueblo del Islam y, entre ellos, el pueblo cristiano propagado por todo el mundo. Ellos proclaman con tres voces el monoteísmo. Ellos hablan con máxima autenticidad, con máxima veneración, con máxima historicidad, con máxima indestructibilidad, con máximo poder de convicción.“ Este cambio de pensamiento postconciliar lo confirma, entre otros, el Prof. P. Claude Geffre OP, decano de la Facultad de Teología de Saulchoir, en Le Monde del 25 de enero del 2000: „En el Concilio Vaticano II, la Iglesia católica descubrió y aceptó que no posee el monopolio de la verdad, que tiene que tener el oído abierto al mundo. [...] Aquellas [religiones] que se oponen a estas exigencias legítimas, están condenadas a reformarse o a desaparecer.“ Frente a ello dice Cristo: „Nadie viene al Padre si no es a través de mí“ (Juan 14,6); pues „quien no tiene al Hijo, tampoco tiene al Padre“ (1 Juan 2, 23). ¡Ahí no hay ningún espacio para la „tolerancia“!
Es decir, no puede ser que un Papa o que el ministerio doctrinal de la Iglesia inviertan sin más en su opuesto o falseen posiciones que establecieron apelando a la revelación de la verdad divina, y que hasta hace poco eran válidas, sin eliminar esta verdad divina como instancia absoluta, o sin eliminarse a sí mismos como plenipotenciarios de esta verdad instituida. Lo que ayer valía en la Iglesia católica, tiene que valer en ella también hoy y mañana.
Para iluminar de un golpe las modificaciones que desde el Vaticano II se han ido realizando casi sin hacer ruido, al hilo de un único ejemplo que expone sin parangón ya el punto final de la decadencia moral, remito a la aprobación general del aborto, en cuyo desarrollo también estuvo implicada hasta hace poco la „Iglesia conciliar“ en Alemania –emitiendo el llamado Beratungsschein, „comprobante de asesoramiento“, que no valía para otra cosa que para poder abortar impunemente, y que también fue apostrofado como „licencia para matar“–.
Se dirá legítimamente que muchos no llegan a captar del todo este curso seguido oficialmente por la jerarquía. El pueblo eclesiástico sigue opinando en general que la „Iglesia conciliar“ es la verdadera Iglesia de Cristo, toda vez que las reformas falseadoras exceden la comprensión teológica de creyentes sencillos, y que el engaño semántico se ha ido produciendo sucesivamente. La última genera-ción, que ya no ha conocido la antigua fe, la antigua liturgia, no advirtió en absoluto que, al fin y al cabo, las reformas también tienen ya entre tanto su propia tradición. Para ellos, la „Iglesia conciliar“ ha seguido siendo la Iglesia católica. No han conocido otra cosa, también a causa del fracaso de las fuerzas conservadoras-ortodoxas. Ninguno de los creyentes sencillos conoce hoy las diferencias teológico-dogmáticas entre la posición católica (verdadera) y la protestante. Los creyentes más mayores se han acostumbrado a las reformas litúrgicas, pero, a menudo, les siguen atribuyendo las anteriores representaciones en materia de fe. La misa, o la „misa“, se celebra en el idioma respectivo de cada país, y casi nadie presiente que estas „misas“ son inválidas a causa de determinados falseamientos. Ahí donde las reformas no fueron reconocidas como revolución, esta „Iglesia“ incluso conservó en parte su función socialmente estabilizadora, por ejemplo en muchas comunidades rurales.
Así pues, en la „Iglesia conciliar“, usted encuentra hoy una serie de revolucionarios realmente con-scientes de su programa, entre los que también cuento a Juan Pablo II, lo cual confirma también el periodista italiano Messori, que conoce bien este ambiente, hasta clérigos y creyentes con una orien-tación todavía católica y excesivamente emocional. Para darles un ejemplo plástico del desgarramiento interno de la jerarquía del „Concilio“, me remito a la posición del Cardenal Kasper sobre la declaración „Dominus Iesus“, que lleva la firma del Cardenal Ratzinger y que todavía está acuñada en amplia medida por la fe católica. Recién elevado a la dignidad cardenalicia, Kasper critica aquel documento, que para él reivindica vinculatoriedad en la fe (!), como „doloroso“, etc. Un documento de aquella institución a la que él acaba de agradecer su nombramiento.
Al margen de la traición teológica, que es difícil de ver en su conjunto, por lo demás, los frutos catastróficos de las reformas son no sólo visibles, sino también medibles: numerosas salidas de la Iglesia, retroceso dramático de las vocaciones al sacerdocio y a la vida monacal, extinción de la actividad misional, silencio de la „Iglesia“ como autoridad moral.
En resumen se puede decir: la Iglesia católico romana, tal como existió una vez como institución de salvación universal, ha dejado de existir en amplia medida. Quienes han captado estas reformas como una revolución, aunque no viven en el subsuelo, sí lo hacen en la „dispersión“, en una nueva diáspora. Tambien el Cardenal Scheffczyk, profesor emérito de dogmática en la Univesidad de Múnich, a quien se cataloga de conservador, y que „habla de la autodestrucción de la Iglesia“, ratifica a estos creyentes: „Hay que conceder con sentido realista y con profunda compasión que, hoy, numerosos cristianos se sienten perdidos, perplejos e incluso decepcionados.“ („Theologisches“, jul. 02)

Olles: ¿Quiénes fueron los enemigos principales de la Iglesia preconciliar y antimodernista?

Heller: Desde la revolución francesa, la Iglesia fue reprimida cada vez más fuertemente desde la vida pública hacia una esfera puramente privada: ¡la religión es un asunto privado!... después de que, anteriormente, hubiera sido ya tutelada por el josefinismo. Además, las influencias de la Ilustración y de la secularización han contribuido a descristianizar la cristiandad. La masonería, con su „lucha contra el trono y el altar“, tenía la intención de infiltrarse en la Iglesia. Es interesante reencon-trar ideas revolucionarias, que habían sido formuladas por los iluminados, en diversos decretos conciliares. Además, la jerarquía postconcilar ha consentido voluntariosa y complacientemente a la exigencia del judaísmo (B‘nai B‘rith) de extraer de la liturgia elementos supuestamente antisemitas. A estas influencias desde fuera, se les sumó además un cierto complejo de inferioridad de muchos teólogos, que desde fines del siglo XIX se sentían desconectados del desarrollo científico general, y que por eso „volaron“ con tanta mayor disposición a todas las teorías modernas después del Con-cilio. Pero determinante para la situación actual a nivel mundial ha sido la „revolución desde arriba“.

Olles: ¿Qué fuerzas a nivel mundial tiene frente a ello la tradición?

Heller: Cuando, poco después del final del Vaticano II, se perfiló que los documentos aprobados no tenían meramente carácter reformador, sino que también afectaban al dogma católico, y que repercutían con especial gravedad en la reforma de la liturgia, hubo primeramente muchas fuerzas que combatieron estas reformas. A la promulgación del llamado Novus Ordo Missae de Pablo VI le siguió de inmediato el „Breve examen crítico del N.O.M.“, que está firmado por los Cardenales Ottaviani y Bacci, en el que se evidenciaron considerables defectos teológicos de este Ordo.
En este contexto resulta también iluminador lo que el Cardenal Ratzinger escribió sobre la reforma litúrgica, que según él no representa „ninguna revitalización, sino una destrucción“: „Estoy convencido de que la crisis eclesiástica en la que hoy nos encontramos procede en gran parte del desmo-ronamiento de la liturgia.“ (Mi vida. Memorias 1927-1997, Roma 1997)
También la Iglesia greco-ortodoxa y conocidos teólogos protestantes elevaron sus voces de protesta contra la introducción del Novus Ordo. A nivel mundial surgieron grupos de oposición, que abogaron entre otras cosas por la conservación de la vieja misa y por el latín como lengua de la Iglesia: tanto clérigos como laicos, entre los cuales se encontraban tanto personas de la vida pública como científicos, periodistas, renombrados teólogos, pero también creyentes comprometidos. El movimi-ento internacional „Una voce“ se dio estructuras jurídicas. En el año 1966 se fundó, entre otros, el „Círculo de amigos de Una voce“ en Múnich, cuya presidencia en la actualidad detento yo.
Monseñor Lefebvre fundó su seminario sacerdotal internacional en Suiza, que enseguida halló una afluencia internacional. Aparecieron revistas en todas los idiomas importantes. Desde 1971, el „Círculo de amigos de Una voce“ en Múnich edita la revista teológica EINSICHT.
Entre los cristianos fieles a la tradición se fue abriendo una escisión a causa de la diversa valoración teológica de los decretos de la reforma, que se centró en al análisis del Novus Ordo Missae. Mientras que en este Ordo algunos hallaron sólo defectos litúrgicos, otros descubrieron que contenía graves falseamientos dogmáticos, que no sólo anulaban la validez de las misas celebradas conforme a él, sino que, al mismo tiempo, también ponían en cuestión la legitimidad ministerial del promulgador Pablo VI. Esta posición, que alcanzaba más lejos, no la compartieron muchos de los cristianos fieles a la tradición. Siguió la escisión entre los meros tradicionalistas, que constituyen, por así decirlo, una secta ortodoxa dentro de la Iglesia conciliar y que llevan una lucha ritual contra ella, hasta hoy irresuelta, y los sedisvacantistas. Estos son aquellos creyentes que consideran que la silla romana está vacante. Esta escisión perdura hasta hoy. La figura insignia y simbólica de los tradicionalistas fue durante mucho tiempo Monseñor Lefebvre. Quien dio la dirección a los sedevacantistas fue el antiguo arzobispo de Hue, Vietnam, Monseñor Ngô-dinh-Thuc, hermano del antiguo presidente católico de Vietnam, Ngô-dinh-Diem, a quienes los americanos mandaron matar con aprobación del Vaticano. Con su declaración pública de la sedisvacancia del 22 de marzo de 1982 en Múnich, Monseñor Ngô-dinh-Thuc dio el fundamento decisivo y teológicamente vinculante para esta agrupación.
A su pregunta por la fuerza de ambas agrupaciones, tengo que responder que los meros tradiciona-listas en torno a Lefebvre muestran un número considerable de miembros, pero que argumentativamente son débiles, mientras que los sedisvacantistas, aunque pueden exhibir argumentos muy contundentes, sin embargo representan a nivel mundial una minoría. Donde esta agrupación está representada con más fuerza es en México. Considerándolos socialmente, ambas agrupaciones desempeñan una función más bien insignificante. Por falta de una dirección unitaria en el ámbito pastoral, hasta hoy no se ha alcanzado una eficiencia digna de mención en la reconstrucción de la Iglesia como institución de salvación.

Olles: ¿Hasta qué punto está destruida la apostolicidad por culpa del sincretismo?

Heller: Por apostolicidad se entiende que la Iglesia se basa en los apóstoles llamados por Cristo, por una parte en la continuidad e identidad de la doctrina, por otra parte en la sucesión de su jerar-quía, es decir, en cuanto a una transmisión ininterrumpida y válida de los poderes plenos para consagrar recibidos de Cristo: sacerdotes y obispos, para asegurar la existencia de la Iglesia como la institución de salvación.
Por un lado, la sucesión apostólica está amenazada porque se han introducido ritos de consagración inválidos o dudosos, a causa de los cuales se pierden los plenos poderes sacerdotales y episcopales asociados con la consagración. Por otro lado, la apostolicidad se elimina porque Roma renuncia a los plenos poderes y a los dogmas transmitidos a los apóstoles, uno de los cuales es también la doctrina de la Iglesia como la única que hace bienaventurado. Es decir, la Iglesia conciliar no sólo ya no in-siste en su exigencia de absoluto frente a las otras confesiones cristianas, a las que ipso facto reconoce como igualmente legitimadas, sino que asimismo certifica que el Islam, el judaísmo y las res-tantes religiones del mundo son también vías legítimas de salvación. Con ello, la Iglesia conciliar se elimina a sí misma en tanto que la institución de salvación verdadera y cristiana. El „Papa“ de una institución tal se alínea, para una coexistencia pacífica, en la falange de dignatarios igualmente legitimados de las otras religiones. Este sincretismo significa al mismo tiempo la renuncia de aquella actividad realmente misional. Pero ni siquiera los gestos en parte escandalosos y sincréticos de la cabeza usurpada de la Iglesia católica –por ejemplo, Juan Pablo II besó el Corán–, ni los encuentros de oración interreligiosa, pueden impedir que las otras comunidades religiosas no se atengan en modo alguno a este con-epto de la coexistencia pacífica. Así, en el Sudán los cristianos siguen siendo martirizados, incluso en Turquía son perseguidos o discriminados. Imagínese que Pedro negociara con los emperadores romanos sobre programas „de la buena voluntad de todos los hombres“, mientras que fuera, en el circo, aquel emperador hiciera arrojar a los cristianos –probablemente „de no buena voluntad“– a las bestias salvajes para que los devoraran. ¡Vaya cinismo!

Olles: ¿Es el ecumenismo una de las consecuencias de la muerte espiritual por hambre de los hombres por culpa de la nueva Iglesia?

Heller: Este es uno de aquellos conceptos que han experimentado un cambio de significado a causa de una manipulación semántica a cargo de los modernistas. Originalmente, con él se nombraba la reunión de las Iglesias parciales concretas. Por eso se hablaba de un Concilio ecuménico. Hoy se designan con este término impulsos para unificar las diversas confesiones cristianas. A diferencia de los esfuerzos preconciliares por superar las irritaciones de la escisión mediante la solución de los problemas que se plantean –pienso por ejemplo en los intentos de unificación, por desgracia fracasados, con los ortodoxos bajo Pío XI–, éstos últimos son propulsados hoy eludiendo la verdad católica, es decir, la unidad tiene prioridad frente a la verdad revelada. Este „ecumenismo“ entendido de esta manera es el fin expreso de los reformistas. Piense usted sólo en la „Declaración común sobre la doctrina de la justificación“, que marca el rumbo de un „consenso diferenciado“. Todavía hace poco, el obispo Lehmann, que acaba de ser nombrado cardenal (de la „Iglesia conciliar“), pudo designar impunemente a Martín Lutero, a quien la Iglesia condenó por hereje, como „maestro de la Iglesia“. Conozco personas que a causa del indiferentismo teológico que ha surgido de allí han abandonado la „Iglesia conciliar“ y se han pasado a la Iglesia ortodoxa. Si hoy los creyentes sencillos claman por aún más ecumenismo, eso es porque no entienden por qué confesiones con (casi) el mismo contenido de fe han de existir aún unas junto a otras como diversas organizaciones eclesiásticas. Con la renuncia a las verdades dogmáticamente fijadas, se ha asentado una mentalidad del libre arbitrio en cuanto a los contenidos doctrinales, en la cual vuelve a aparecer un llamado „cristianismo de mezcolanza“, en el que cada uno se compone su propia „teología“ como se le ocurra.

Olles: La estigmatización de los católicos fieles a la fe asume entre tanto rasgos de persecuciones. ¿Se volverá a encontrar usted pronto en el informe de la Autoridad para defensa de la constitución?

Heller: Aunque se nos difama como intransigentes, como fundamentalistas, sin embargo no se nos persigue directamente. La Iglesia conciliar carece de los medios de poder para ello. Además tampoco hay motivos políticos para ello. Nosotros sólo queremos seguir llevando adelante lo que la Iglesia hizo hasta el Concilio. Es seguro que sacerdotes que se posicionan frente a la Iglesia conciliar sufren ciertas desventajas. Quizá al presidente sustitutorio del Consejo central de los judíos en Alemania, Fridmann, quien pese a los reproches que se le hacen sigue ocupando el cargo, se le ocurra inculparnos de „antisemitismo“ por haber conservado la antigua liturgia del Viernes Santo. Pero no creo que lo haga.

Olles: Nuevo orden misal, liberalismo religioso, derechos humanos como revuelta contra la autori-dad de Dios. ¿Qué verdades principales afirma usted frente a ello?

Heller: Tenemos que aferrarnos a que hay una verdad absoluta que se ha encarnado en Cristo, y que sólo hay una religión verdadera. Tenemos que alcanzar la convicción de que este Dios-hombre ha descendido a la pequeñez de la miseria humana para donarnos su amor y su misericordia, que con su muerte sacrificial ha ofrecido a la humanidad caída la posibilidad de la expiación, que en el santo sacrificio de la misa abre permanentemente esta oferta para unirse lleno de humildad a esta expiación, para entrar en una nueva Alianza con El, con Dios, que también es el garante de la reconciliación y la verdadera paz entre los hombres.

Olles: ¿Qué consejo se puede dar a los creyentes que quieren mantenerse fieles a la tradición apostólica y eclesiástica?

Heller: Primero tendrían que esforzarse por una firme convicción de fe, por conocimientos fundados en la doctrina de fe católica. Muchos creyentes católicos han titubeado porque su fe la habían asumido sólo por vía de educación, es decir, por vía de tradición. En un mundo que ofrece muchos conceptos religiosos falsos y muchas docrinas falsas de salvación, hay que responderse la pregunta de cómo, pues, se puede saber hoy que Cristo es realmente el verdadero Hijo de Dios en quien se cree legítimamente. El primer presidente de nuestro Círculo de amigos, el Dr. Gliwitzky, dijo una vez: „La renuncia largamente practicada a traer la fe a la intelección es una de las raíces más profundas de la llamada crisis en la que estamos. Por tanto, todo nuestro esfuerzo tiene que orientarse a, observando los signos, fomentar el saber de cuándo únicamente se está opinando y deseando, cuándo se está esperando, cuándo se está creyendo y cuándo se está sabiendo en la verdad.“ Sin un convencimiento firme en las verdades elementales de fe, hoy se está expuesto a un relativismo refinado.
La vinculación religiosa se vuelve un problema porque en el ámbito de habla alemana (todavía) no hay una organización firme de (el resto de) la Iglesia católica. Pero gustosamente daré informaciones correspondientes a tales cristianos.

Olles: Tras el saldamiento de la fe y de la liturgia desde el Vaticano II, ¿se puede llegar a una restitución de la Iglesia?

Heller: Desde hace tiempo trabajamos en un concepto teórico para la reconstrucción de la Iglesia como institución de salvación. Pero resultan problemas tanto teológicos como de organización. Una situación como ésta que ahora estamos viviendo no la había habido en esta forma en la historia de la Iglesia. Solucionar esta crisis significa pisar nueva tierra tanto en lo teológico como en lo jurídico y organizativo. Y plantea exigencias que en realidad superan nuestras fuerzas. Al fin y al cabo, no se habría conseguido nada con que, por ejemplo, Juan Pablo II o los obispos dieran simplemente media vuelta para revisar pasado mañana las decisiones anteriores y detener desarrollos erróneos. El portador de un cargo que ha caído en herejía pierde su cargo y permanece (según la bula de Pablo IV „Cum ex apostolatus officio“) incapaz del cargo, aun cuando volviera a convertirse. Es decir, esta reconstrucción de la Iglesia sólo podría suceder mediante aquellas fuerzas que han permanecido fieles a la fe. Pero por falta de una dirección unitaria en el ámbito pastoral, hasta ahora no se ha alcanzado una eficiencia digna de mención en la reconstrucción de la Iglesia como institución de salvación.

Olles: ¿Cree usted en la resurrección espiritual de Alemania y de Occidente, o ya estamos perdidos?

Heller: Desde hace más de 25 años me vienen apesadumbrando con revelaciones privadas supuestas o reales, en las que, tras diversas catástrofes y conflictos, se profetiza un reflorecimiento de la vida espiritual y religiosa. No puedo confiar en eso. Yo veo lo que es y cómo se desarrollan ciertas cosas. Occidente, y con él Alemania, fue acuñado por el cristianismo. Aun cuando las sociedades ya no quieran verlo, el desastre espiritual general demuestra sólo la caída, la traición de este orden social cristiano. Por ejemplo, se puede poner muy en claro la morbidez moral de los alemanes con la cuestión del aborto: más del 60 % de los presuntos católicos estaban a favor de la regulación legal actual del § 218. Cada año se practican unos 300.000 abortos. Y un pueblo que mata a sus niños, muere. La caída de la fe madura también sus consecuencias en el ámbito político-social. Así, por ejemplo, todo movimiento o partido político conservador que se apoye ideológicamente en la Iglesia conciliar con sus ideas revolucionarias, forzosamente fracasará, porque el poder de los conceptos ideológicos es contundente. Piense usted en el ecumenismo o en el sincretismo. Estas ideas, que en realidad se concibieron en el ámbito eclesiástico, hallan su correspondencia exacta en el multi-culturalismo en el nivel político. Sus repercusiones las hemos podido ir siguiendo desde hace años como testigos contemporáneos en los Balcanes. Sin la renovación en la fe no hay ni una reconstrucción de la Iglesia ni una renovación de la socidad. Hasta ahora no veo ningún signo de ello.

Olles: En la Biblia se dice: „... y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres“. ¿Soportamos aún la verdad?

Heller: Se puede soportar la verdad, la revelada, si se la sirve con humildad. Entonces también hace libre, porque uno quiere conformar su vida con Cristo en y desde el amor. ¿Pero qué significa humildad? Confesarse que se requiere de la ayuda de otros, en este caso de la acción redentora de Cristo, y que se está dispuesto también a aceptar esta ayuda. Pero trate usted de explicarle esto a los poderosos autocomplacidos o a nuestra sociedad de la diversión.

Olles: ¿Qué pasos concretos ha emprendido usted para hacerse reconocer como institución jurídicamente vinculante?

Heller: Esta pregunta fue discutida. Concretamente se trata de si es posible reunir las asociaciones inscritas existentes, que desde 1976, tras la prohibición oficial de la antigua misa, se han constituido a nivel local para custodiar la liturgia, en una corporación de derecho público o en una unión de asociaciones. En ello habría que aclarar también la cuestión del nombre.

(trad. Alberto Ciria)
 
(c) 2004-2018 brainsquad.de